HOMEBLOGSCrisis (5): Eliminen Temporalmente el IVA (version casi final)
15 December 2008

Crisis (5): Eliminen Temporalmente el IVA (version casi final)

Written by 

Adjunto version revisada y (casi) final del articulo que comentamos la semana pasada sobre el IVA.

Ved que enfatizo mas el tema de la temporalidad para satisfacer a todos aquellos que os quejasteis de que la propuesta comportaria el ahorro (y no el consumo) por parte de los consumidores que utilizarien el dinero de la rebaja fiscal para ahorra y no gastar.

Lo enviare a La Vanguardia esta noche y saldra publicado el dia 17.


Saludos

===================================

Una de las consecuencias más trágicas de la presente crisis financiera es que parece que se ha tirado por la borda todo lo que los economistas han (¡hemos!) estudiado y predicado durante décadas. Parece que ahora todo vale: cualquier político que quiere gastar más, sólo tiene que decir que la crisis actual se parece a la del 29, pronunciar la palabra mágica “Keynes” y ya tiene carta blanca para dilapidar el dinero del contribuyente.

¡Si! Ya sé que los libros de macroeconomía dicen que, durante las recesiones económicas, el déficit fiscal debe aumentar. Y también sé que se asocia esa expansión fiscal a los postulados Keynesianos y que, en realidad, todos los macroeconomistas, incluso los clásicos, promulgan la contra-ciclicalidad del déficit público. Lo que los textos no dicen, sin embargo, es que una crisis abre la puerta al dispendio desorbitado por parte de la clase política. Y es que hay dos maneras de incrementar el déficit: una, aumentar el gasto público y dos, reducir impuestos y que quien aumente el gasto sean los ciudadanos.
¿Cómo decidir cuál de las dos opciones es preferible para luchar contra la crisis? Algunos economistas dicen que la mejor política es la que tenga un mayor “multiplicador” y ejerza un impacto mayor sobre el PIB. Es decir, si aumentar el gasto en 10.000 millones genera un aumento del PIB de 20.000 millones y reducir los impuestos en 10.000 genera un aumento del PIB de 10.000, entonces dicen que el aumento del gasto es mejor que la rebaja de impuestos. Aunque este tipo de razonamiento es común, está equivocado porque, si lo que queremos es generar un aumento del PIB de 20.000, no hay nada que impida al gobierno reducir impuestos en 40.000 para conseguirlo.

Para evaluar qué política fiscal es mejor, hay que analizar dos aspectos importantes. Por un lado, la eficiencia: incluso en épocas de crisis, la sociedad debe asegurarse que el estado no derrocha el dinero de los contribuyentes. En este sentido, cuando se le da al gobierno la posibilidad de gastar, en seguida surgen ministros, diputados, senadores y todo tipo de gastadores patológicos que van a encontrar las maneras más pintorescas e inútiles de despilfarrar nuestro dinero y van a tomar decisiones, no con criterios de eficiencia económica sino con criterios políticos y electoralistas (para no ser acusados, por ejemplo, de hacer poco o nada). Eso hace que acaben adquiriendo cosas que no interesan a la gente sino a ellos mismos. Por el contrario, cuando se rebajan los impuestos son los propios ciudadanos los que deciden a dónde va a parar el dinero porque ellos son los que lo van a gastar. Según el primer criterio, pues, el recorte impositivo es superior al aumento del gasto público.

El segundo criterio a tener en cuenta es la inmediatez: ¿qué política tendrá un efecto más rápido sobre la economía? La inmediatez es importante porque las recesiones tienen una duración corta y una política fiscal anti-crisis que surja efecto cuando la crisis ya ha acabado, es una inutilidad. En este sentido, el aumento del gasto público dedicado a hacer infrastructuras (como los 33.000 millones de inversión en transportes y medio ambiente que quiere hacer el gobierno español) requiere concursos públicos, adjudicación de obras, escrituras de contratos, etc, un proceso largo que fácilmente puede retrasar el pago del primer euro en meses o incluso años. Y claro, para entonces puede ser demasiado tarde. Es posible que España necesite infraestructuras. No lo niego. Pero que no se venda eso como lucha contra la crisis. Una cosa parecida pasa con la reducción del IRPF: cuando los ciudadanos se den cuenta de que el gobierno les va a quitar menos dinero (y probablemente no se den cuenta hasta Junio, cuando hagan la declaración final), la crisis ya puede haber desaparecido.

En cambio, una reducción del IVA no tiene el mismo problema: si mañana a las 10 mañana se eliminara el IVA, a las 10 y un minuto la gente vería que lo que antes les costaba 100 ahora les cuesta 90 por lo que los 10 restantes podrían ser utilizados para comprar otras cosas. Del mismo modo, las empresas que tiene que guardar toda una cantidad de dinero para pagar el IVA, de repente tendrían dinero para gastar. Una eliminación del IVA, pues, sería una transfusión directa e instantánea de dinero a las venas de la economía. La pregunta es: ¿cómo sabemos que los ciudadanos gastarían los euros resultantes de la rebaja impositiva en lugar de ahorrarlos? Pues la verdad es que no lo sabemos. Es por esto que mi propuesta de política fiscal sería la eliminación del IVA, pero no la eliminación permanente sino temporal. Es decir, el gobierno europeo debe anunciar la desaparición del IVA durante el 2009 (o la primera mitad del 2009) y su reaparición en el 2010. De ese modo, los precios pagados por los consumidores serán más bajos solamente si gastan ahora y en los próximos meses. Eso induciría a los ciudadanos a gastar ahora, que es cuando se necesita. Resumiendo, tanto el argumento de la eficiencia como el de la inmediatez sugieren que la mejor política fiscal para luchar contra la crisis es la reducción o eliminación temporal del IVA.

El problema práctico que comporta eso es que la Unión Europea obliga a sus miembros a mantener un IVA mínimo del 15% por lo que la decisión se tiene que tomar desde Europa. Quizá ha llegado el momento de que todos los mandarines europeos demuestren que no sólo son un conjunto de elefantes de cementerio político y tomen por fin una decisión útil y valiente: que eliminen temporalmente el IVA.

Read 2046 times
Rate this item
(0 votes)

INTRODUCTORY NOTE

Starting January 30, 2012, I decided to put the random (economic) thoughts that I was posting on Facebook, in a blog. In this site you will be able to read all Facebook notes going back to 2008, (without my Friend’s comments, unfortunately), but we will only maintain the new thoughts. If you want to check out the old comments, they are still posted on Facebook. If you want to comment on them, you have two options (1) Become a Facebook Subscriber. Since all the posts will also appear in Facebook, you will be able to comment there. (2) Comment on Twitter, as each post will also be announced in Twitter.

Banner
Banner

Search

twitter