HOMEBLOGSEl Problema Fiscal y Bancario de España: Una Propuesta de Solución
19 April 2012

El Problema Fiscal y Bancario de España: Una Propuesta de Solución

Written by 

En más de una ocasión he explicado que se equivocan todos aquellos que dicen que España no tiene un problema de deuda pública porque su deuda en relación al PIB es “solo” del 70%, muy por debajo de la media europea. Hay diversas razones por las que este argumento es erróneo. La deuda en relación al PIB es una medida absurda. Hay que medir la deuda en relación a la capacidad de devolver el dinero. Y el PIB no expresa la capacidad del gobierno de pagar la deuda ya que no se puede apropiar de todo el PIB. El estado se apropia solo de los impuestos. De éstos hay que restar los gastos que ya están comprometidos (prestaciones de desempleo, pensiones, funcionarios, etc) y lo que resta expresa la capacidad de devolver el dinero que uno ha pedido prestado.

Más importante todavía, en el estado español existe una deuda “esperada” que todavía no está contabilizada: ¡el rescate de los bancos! Y es que a estas alturas de la película está claro que las propuestas para solucionar el problema del sistema financiero Español no han funcionado, no funcionan y no van a funcionar: ni fusiones, ni utilización del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) para dar el dinero a los bancos que, al quedarse el FGD sin dinero se vuelve a reponer con dinero de los propios bancos a cuenta de aportaciones futuras, ni ampliaciones de capital forzadas por las reglas de Basilea III y del Banco de España que no consiguen atraer capital privado porque nadie sabe la verdad sobre el valor de los activos inmobiliarios en manos de los bancos, ni reducción del riesgo de los créditosa base de sacarse de encima los créditos a las empresas privadas (que “consumen” capital según la regulación de Basilea III) y dárselo al gobierno (que no “consume” capital por ser considerado “sin riesgo” por los entes reguladores), ni nada. Todo son argucias contables y fusiones extravagantes que no eliminan los agujeros sino que las van pasando de una institución a otra. Chutar la lata de cerveza unos metros para no avanzar nada. Lo único que va a funcionar es dinero fresco para recapitalizar unos bancos sin capital  y como está claro que la banca no se consigue atraer el suficiente capital privado, solo hay dos soluciones: la quiebra o el dinero público.

En más de una ocasión he dicho que mi opinión es que si dejaran quebrar a los bancos insolventes no pasaría nada y que yo era partidario de esa solución. De verdad: que alguien me explique de una vez por todas cual sería el problema de que Catalunya Caixa o Bankia cerraran sus puertas (sabiendo, claro, que los depositantes recuperan su dinero, un dinero que no recuperan todos los acreedores y los accionistas). ¿Habría un pánico y se "secaría" el crédito para las empresas privadas cosa que reduciría la inversión y se destruiría empleo? ¡Pero si eso es exactamente lo que está pasando! Pero vaya, dado que esta no va a ser la solución porque el gobierno ha decidido que eso no va a pasar, todo el mundo financiero sabe que sólo queda la opción del dinero público. Es decir, todo el mundo sabe que, tarde o temprano, el gobierno va a tener que poner dinero público. Y claro, en el momento que eso pase, se tendrá un déficit fiscal estratosférico (se habla de una cifra de entre 50.000 y 200.000 millones, un 5% y 20% del PIB!) y la deuda se disparará.

Es esta previsión de déficit para el rescate de la banca la que hace que España tenga primas de riesgo superiores a las de Italia, a pesar de tener una deuda pública muy inferior.

Pero existe una solución. Hay que darse cuenta de que el rescate de la banca va a suceder una vez por lo que disparará el déficit de un año pero no el de los años siguientes. Dado todo esto, la solución que están considerando las autoridades financieras mundiales a propuesta del FMI pasa por los siguientes pasos:

 

  1. El gobierno de Rajoy debe reconocer que sus soluciones no han funcionado y el capital privado no vendrá a financiar a la banca española. Rajoy tuvo una ocasión de oro de distanciarse de la política de su predecesor cuando llegó a la Moncloa pero la dejó pasar. Pero pienso que todavía está a tiempo de reconocer el error y cambiar de estrategia.
  2. Seguidamente confiesa que España sola no va a poder solucionar el problema financiero al tiempo que reduce el déficit fiscal tal como ha prometido. Puede afrontar uno de los dos problemas pero no los dos a la vez.
  3. Y como no puede afrontar los dos a la vez, pide ayuda a Europa para que solucione el problema de los bancos. A cambio de la ayuda, España se compromete a dejar su sistema financiero completamente en manos de Europa (esencialmente eso quiere decir que el Banco de España desaparece como ente regulador y pasa a ser un servicio de estudios)
  4. Europa utiliza el fondo de rescate (el European Financial Stability Facility) y su sucesor el European Stability Mechanism, que en principio fueron creados para rescatar países, y pone los 50.000 a 200.000 millones de euros que se necesitan para capitalizar los bancos españoles. El ESM pasa a ser propietario de una parte del capital y a gestionar los bancos en los que tenga mayoría del accionarioado. Si, llegado el momento, el banco es reflotado, el ESM puede vender sus acciones y, si hay plusvalías, se reparten entre los gobiernos que aportaron fondos al ESM
  5. Europa se compromete a resolver el problema financiero español, pero al mismo tiempo garantiza que el gobierno español no va a ser rescatada con fondos públicos. Es decir, la UE le salva el trasero al gobierno español en el tema financiero, pero le obliga a reducir el déficit “estructural” tal como estaba planeado.

 

Esta solución tendría una serie de ventajas.

Primera se separa el déficit estructural de España de lo que sería el déficit que ocurriría una sola vez, fruto del rescate bancario y reduciría la incertidumbre sobre la cantidad de dinero que el Estado español va a tener que dedicar a la banca.

Segunda, como consecuencia de lo primero, es de esperar que la prima de riesgo española caiga en picado, cosa que reduzca el gasto público que se debe dedicar a intereses de deuda.

Tercera, Rajoy salva la cara y no pide un rescate del país (cosa que ha prometido que no hará) sino un rescate de la banca para poder concentrarse él en el rescate del país.

Cuarta, la ciudadanía española no ve como el dinero que se le recorta en prestaciones o en subidas de impuestos, se dedica a unos bancos cada vez más impopulares.

Quinta, Europa se ahorra dinero porque, el rescate de la banca es mucho menos cuantioso que el rescate de España entera y porque existe la posibilidad de que pueda acabar ganando dinero al vender los bancos dentro de unos años (que de hecho es lo que pasó en Suecia con sus bancos malos en 1993 y con Estados Unidos con los bancos que compró el TARP de Bush en 2008).

Sexta, los que se oponen al rescate de España porque no existe suficiente dinero en Europa, ya no pueden argumentar porque no se rescata a España sino a la banca española y el dinero necesario para ello -entre 50.000 y 200.000 millones de euros- sí que existe. Es más, ya está disponible en el EFSF.

Tengo que reconocer que, aunque esta es una solución factible, no creo que sea demasiado probable. Y es que las ganas de los europeos de ayudar a los demás países de la eurozona son cada día menores. Y además, lo acaecido desde diciembre de 2011 ha reducido los incentivos a hacerlo. Recordad que el programa LTRO del Banco Central Europeo daba créditos baratos a los bancos para que éstos invirtieran. Los bancos españoles han pedido prestado centenares de miles de millones de euros (se dice que hasta 300.000 millones) para comprar deuda pública. ¿A quién se la compraron? Pues a los bancos europeos que se la querían sacar de encima. Es decir, el programa LTRO ha conseguido que la deuda española que antes estaba diversificada por toda Europa ahora esté mucho más concentrada en bancos españoles. Eso quiere decir que antes de diciembre, los europeos tenían algún tipo de incentivos a ayudar a España ya que si España hacía quiebra o si el gobierno de Madrid imponía alguna quita a su deuda, pringaban los bancos europeos. Desde diciembre, eso es menos verdad. Y eso quiere decir que tienen pocos incentivos a implementar la solución que podría funcionar y que pasa por separar el déficit fiscal del gobierno de España de lo que sería un rescate del sector financiero español utilizando los fondo de rescate que ya existen en Europa.

 

 

Read 54255 times
Rate this item
(80 votes)

INTRODUCTORY NOTE

Starting January 30, 2012, I decided to put the random (economic) thoughts that I was posting on Facebook, in a blog. In this site you will be able to read all Facebook notes going back to 2008, (without my Friend’s comments, unfortunately), but we will only maintain the new thoughts. If you want to check out the old comments, they are still posted on Facebook. If you want to comment on them, you have two options (1) Become a Facebook Subscriber. Since all the posts will also appear in Facebook, you will be able to comment there. (2) Comment on Twitter, as each post will also be announced in Twitter.

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Search

Banner