HOMEBLOGSEl Poker del Euro: Los Griegos han hecho un "All In"
15 May 2012

El Poker del Euro: Los Griegos han hecho un "All In"

Written by 

Desde hace un par de años, Grecia vive de las ayudas de la eurozona: dado que al gobierno griego no le presta nadie a tipos de interés razonables porque es insolvente, solo los amigos del euro le prestan. Dado que el dinero prestado es de los contribuyentes (mayoritariamente Alemán, pero también nuestro)... nuestros gobiernos exigen a cambio que el gobierno haga las reformas que garanticen que va a poder devolver el dinero. Esas reformas requieren unos planes de austeridad similares a los que estamos sufriendo nosotros, austeridad que ha acabado por cansar a los ciudadanos que, en las elecciones de la semana pasada, decidieron votar a partidos extremistas que proponen no cumplir con la parte griega del trato: los griegos no quieren más austeridad.

La pregunta es: ¿cómo reaccionarán las autoridades europeas (es decir, cómo reaccionará Merkel) ante este plantón? ¿Dejarán de ayudar a Grecia y la abandonarán a su suerte?

Si la eurozona decidiera cortar las ayudas pasarían dos cosas. Primera, Grecia se quedaría sin euros, cosa que llevaría a algunos bancos a la quiebra. La gente, al ver que el sistema bancario es insolvente, correría al banco a buscar sus euros. Pero el banco no tendría suficientes euros para todos ya que el grifo del Banco Central Europeo se habría cerrado. Se produciría un pánico bancario similar al que se produjo en Argentina en 2001. Y tal como hizo Argentina en diciembre de 2001, el gobierno crearía un corralito que impediría que la gente pudiera utilizar su propio dinero del banco. La gente, indignada, haría manifestaciones masivas, incendiaría bancos y entidades públicas.

La segunda cosa que pasaría es que el gobierno no podría gastar más de lo que ingresa. Es decir, ese gobierno que no quiere que su déficit pase del 10% al 5% del PIB, tendrían que pasar del 10% al 0% en 24 horas. Los recortes serían mucho más profundos y la crisis mucho peor. Tal como pasó en Argentina, el consumo, la inversión y el PIB sufrirían caídas del 30%. Los ciudadanos que pudieran, emigrarían masivamente.

Ante la imposibilidad de pagar, el gobierno se sacaría de la manga unos pagarés, unos papelitos que dirían “el gobierno griego pagará al portador, 100 euros en Diciembre de 2013” y los utilizaría para pagar a empleados públicos y proveedores. Eso es lo que hizo Argentina unos meses antes de la gran crisis del 2001: emitió unos bonos llamados patacones. En Grecia se podrían llamar, gretacones.

Pero, ante la necesidad de comprar comida la gente que recibiera esos gretacones los empezaría a utilizar para comprar. Los gretacones se convertirían "de facto" en la moneda griega y serían la semilla del nuevo dracma. Pero como nadie se fiaría de que el gobierno pagara al portador los gretacones por el valor prometido, todo el mundo se los quitaría de encima con descuentos importantes. El funcionario que recibiera un gretacón de 100 euros intentaría comprar carne pero la carnicera no le daría carne por valor de 100 euros sino menos ya que ella se quedaría con un papel que, con alta probabilidad, nunca acabaría cobrando. El poder adquisitivo de los gretacones, y por ende de los salarios griegos, bajaría y los trabajadores empobrecerían.

Para “salvar” la situación, el gobierno griego intentaría salir del euro e introducir un nuevo dracma. Es posible que ya estén imprimiendo dracmas secretamente en algún país extranjero y que los introduzcan por sorpresa un fin de semana de estos. Con nocturnidad y alevosía. Si se introdujera un nuevo dracma, se obligaría a que todos los contratos que hasta ahora estaban escritos en euros se pasaran a dracmas. A la gente, cuyos ahorros en euros habrían estado secuestrados durante semanas o meses, se les devolverían en forma de dracmas... pero a un valor muy inferior. Perderían el 50, 60 o 70% de sus ahorros. La nueva moneda se seguiría depreciando.

Algunos ven esa depreciación como la única esperanza de salir del agujero: la depreciación del dracma abarataría las exportaciones y encarecería las importaciones por lo que muchos preferirían pasar comprar productos griegos y no extranjeros (por ejemplo, los turistas europeos verían que ir a las islas griegas de vacaciones es mucho más barato que ir a España por lo que irían allí masivamente) y eso permitiera empezar la recuperación. Eso, se dice, es lo que pasó en Argentina. Pero el resultado podría ser otro ya que si el gobierno no consiguiera reducir su déficit, seguiría imprimiendo dracmas para para pagar salarios y proveedores. La inflación se dispararía hasta el 70%, 100% o, como pasó en algunos países latinoamericanos en los ochenta, 1000% o hasta 25.000% (como en Bolivia en 1985). Por lo tanto, es posible que la introducción del dracma fuera beneficiosa para Grecia (aunque, todo sea dicho de paso, después de una crisis de proporciones bíblicas) pero también es posible que fuera un desastre que causara hiperinflación. No hay nada seguro.

Si el no aceptar las condiciones de la eurozona puede tener unas condiciones tan graves para los griegos, ¿por qué se la juegan? Una posibilidad es que los griegos sepan que los costes para ellos serían graves, pero que también sepan que el problema sería ¡todavía peor para el resto de la eurozona! Y es que una vez se diera la señal de que el Euro se puede romper, el pánico y la especulación invadiría países como Portugal, Italia, España e incluso Francia, donde la gente pensaría que les puede pasar lo mismo que a los griegos. La gente correría a sacar sus ahorros de los bancos para evitar quedar atrapados. Las autoridades impondrían corralitos que harían perder el dinero a millones de ciudadanos. Y la tragedia que acabo de describir para Grecia se repetiría en cada país afectado. Un cataclismo económico se cerniría sobre la eurozona.

Da la impresión de que los griegos saben que están jugando una partida de póquer de alto riesgo con Merkel. Después de subir las apuestas hasta niveles estratosféricos, le toca a la canciller alemana decidir si ve la apuesta y les caza el farol, o tira las cartas y les sigue dando ayuda. Y es que los griegos acaban de apostar todas las fichas. Los griegos han hecho un All In.

Read 42925 times
Rate this item
(51 votes)

INTRODUCTORY NOTE

Starting January 30, 2012, I decided to put the random (economic) thoughts that I was posting on Facebook, in a blog. In this site you will be able to read all Facebook notes going back to 2008, (without my Friend’s comments, unfortunately), but we will only maintain the new thoughts. If you want to check out the old comments, they are still posted on Facebook. If you want to comment on them, you have two options (1) Become a Facebook Subscriber. Since all the posts will also appear in Facebook, you will be able to comment there. (2) Comment on Twitter, as each post will also be announced in Twitter.

Banner
Banner

Search

twitter