HOMEBLOGSRedistribución Justa: Réplica a Abel Fernández sobre el Rescate de Catalunya
05 September 2012

Redistribución Justa: Réplica a Abel Fernández sobre el Rescate de Catalunya

Written by 

Los amigos de Sintetia, en este caso, Abel Fernández, han escrito una nota con una crítica a mi artículo sobre el Rescate de Catalunya. A pesar de que la crítica es tangencial (se pregunta si lo que paga Catalunya es justo, cosa que tiene poco que ver con mi artículo) y no afecta a ningún punto de mi escrito y dado que la nota está escrita con una exquisita educación, dedicaré un pequeño espacio a comentar su contenido. Como siempre, las críticas testiculares o (como dice el propio Abel) excesivamente politizadas, serán debidamente ignoradas.

Básicamente, la idea de la nota de Abel es que Catalunya no puede sentirse tratada injustamente desde un punto de vista fiscal porque si hacemos una regresión entre lo que podíamos llamar las “beneficios fiscales” que obtiene cada comunidad y la renta per capita de esa comunidad (ver gráfico que encabeza este escrito), Catalunya está justo en la linea. Me explico.  La regresión entre nivel de renta y saldo fiscal, naturalmente, es negativo lo que significa que las regiones ricas tienden a pagar más de lo que reciben (saldo negativo) y las regiones pobres a recibir más de lo que pagan (saldo fiscal positivo). El punto principal de Abel es que Catalunya tiene, efectivamente, un saldo fiscal negativo PERO se encuentra encima de la linea de la regresión. Es decir, Catalunya paga fiscalmente lo le corresponde de acuerdo con la regresión. Si Catalunya estuviera muy a la izquierda de la linea (es decir, si el error de la regresión fuera muy grande) entonces se podría decir que el saldo fiscal catalán es "anormalmente" negativo y que Catalunya está tratada injustamente. Sin embargo, como está justo en la línea, todo está bien.

Con todo el respeto para Abel: se equivoca. Por tres razones.

Primera, los datos que aporta están mal y no pueden estar reflejando la redistribución fiscal dentro de España. No se de donde los ha sacado pero están mal porque no puede ser que la mayoría de ciudadanos de España tenga un saldo “positivo” en relación al estado. Fijaos que, con la excepción de Catalunya, Baleares y Madrid, todas comunidades tienen un saldo positivo. Dado que la inmensa mayoría de ciudadanos vive fuera de esas tres comunidades, se deduce que en los datos que maneja Abel, el ciudadano típico de España sale beneficiado de la redistribución. Dado que estamos hablando de redistribución, el ciudadano medio de España tendría que estar cerca del cero: ni gana ni pierde porque todo lo que recibe en subsidios lo paga el ciudadano!. Que el ciudadano típico tenga saldo positivo es como si el estado hiciera el milagro de los panes y los peces: pone unos impuestos por aquí, da unos subsidios por allá y, alehoop! ¡todo el mundo sale ganando! Como no tengo los datos, no puedo analizarlos y ver donde está el error, pero mi intuición es que el problema es que no están corregidos por el déficit agregado del estado: si el estado mantiene un déficit, el ciudadano típico paga poco e ingresa mucho. Por eso da la sensación de que todos salen ganando. De hecho, si el déficit agregado es suficientemente grande, puede ser que TODAS las comunidades tengan un sadlo positivo: todas pagan menos de lo que reciben. Obviamente eso no es una medida de redistribución porque no puede ser que la redistribución haga que todos acaben con más dinero y la razón es que los déficits se tienen que pagar! Si se corrige por el déficit, TODAS las comunidades iran un paso hacia la izquierda y el cero quedará un poco más centrado por lo que, a pesar de que los datos estén mal, las conclusiones de Abel seguramente seguirán intactas una vez se haga la corrección.

Segundo, los datos de transferencias y impuestos privados son interesantes pero no reflejan la queja de los ciudadanos de Catalunya cuando hablan del déficit fiscal. Porque el problema de la relación fiscal de España con Catalunya NO ES que los catalanes paguen más impuestos que los demás. Pagan los que les toca y al ser más ricos pagan más. Y no es que reciban  menos pensiones o menos subsidios de paro. Reciben los que le tocan. El sentimiento de discriminación de Catalunya está en LAS INVERSIONES DEL ESTADO EN CATALUNYA! El estado ha estado invirtiendo en Catalunya mucho menos de lo que tocaría por lo que muchas de las infraestructuras catalanas han tenido que ser hechas por el sector privado y, por lo tanto, los catalanes tienen que pagar esas infraestructuras con, por ejemplo, peajes. Los peajes no aparecen en las cuentas que maneja Abel.

Este punto es importante porque siempre que se habla de déficits fiscales aparece el listillo de turno y dice “los impuestos no los pagan los territorios sino las personas y los catalanes pagan lo mismo que los extremeños!” ¿Cuántas veces hemos escuchado este argumento falaz??? Pues bien, es cierto que los impuestos los pagan los ciudadanos y no los territorios pero no estamos hablando de impuestos sino de déficit. Y el déficit es la diferencia entre los impuestos y los gastos. Y los gastos son, en gran medida, inversiones en infraestructuras. Y las infraestructuras no se hacen en las personas sino que se hacen en los territorios. ¿O es que alguien es capaz de enseñarme qué kilómetro de la Carretera nacional II es el mío o que parte de la TIV de Barajas me corresponde? Eso sí que es absurdo, señores del cansino sermón de “losimpuestoslospaganlosciudadanos”!

Tercero, Abel confunde el error de la regresión con la PENDIENTE de la regresión. Que las regiones ricas paguen y las pobres reciban en términos netos es una conclusión aceptable y aceptada por todos. La pregunta es: ¿cuanto más tienen que pagar las ricas? ¿Es aceptable que paguen el 5%, 10%, 30%, 60%...? ¿Cual es el término justo? La respuesta que Abel parece dar es: “la que diga la regresión”. Es decir, si la pendiente de la regresión es la que nos dice el grado de redistribución que hay en España hoy. Pero, ¿por qué ese grado de distribución que ha decidido el gobierno considera Abel que se el "justo"? ¿Qué pasaría si el gobierno decidiera subir mucho más los impuestos a Catalunya, Baleares y Madrid y subir mucho más los subsidios a las comunidades receptoras netas? Pues que la recta del gráfico sería mucho más plana (es decir, cambiaría la pendiente), que todas las comunidades seguirían estando encima de la regresión y, por lo tanto, Abel llegaría a la conclusión de que las regiones ricas siguen siendo tratadas justamente a pesar de que Catalunya, Baleares y Madrid tendrían un saldo mucho más negativo. ¿Qué pasaría si lo volviéramos a hacer? ¿Cuándo la redistribución dejaría de ser justa? ¿O siempre está bien quitarle más a las regiones ricas para dárselo a las pobres?

Lo que debería haber hecho Abel es construir una línea “imaginaria” que represente el grado de solidaridad “optimo” o “deseable” y mirar la posición de Catalunya en relación a esa línea y no en relación a la regresión que ha decidido el gobierno. Es decir, se debe construir la línea de trato fiscal justo y mirar donde está cada comunidad en la actualidad en relación a esa línea de justicia.

Si Ya sé que es difícil hacer esa linea óptima pero cuando uno habla de la relación de solidaridad entre las regiones eso es precisamente lo que debe hacer. Porque, ¿qué es solidaridad? ¿Cuanta redistribución es suficiente? ¿Puede llegar un punto que haya demasiada redistribución? ¿O cualquier redistribución que decida el gobierno es justa, por el simple hecho de que la ha decidido el gobierno?

Y permitdme recordar que más igualdad no quiere necesariamente decir más justicia. Si en lugar de poner las notas que les corresponde a cada estudiante, un profesor decide poner notable a todos los estudiantes, fijaos que las notas serán más iguales pero, ¿serán más justas? ¿Es justo que el niño que merece una matrícula tenga un notable? ¿Es justo que el niño que se merece suspender tenga también un notable? Notad que no hablo de eficiencia y de los incentivos perversos que tiene sobre los niños que estudian y los que no estudian. Hablo de justicia. ¿Puede Abel realmente decir que la pendiente de la regresión representa el grado justo de redistribución? Si la respuesta es que no, ¿qué más da si Catalunya está en la linea o fuera de ella?

Ese es precisamente el debate que se hace en Catalunya (de hecho, también en Alemania, donde he pasado este verano). Los catalanes no se quejan de que haya redistribución. Todo el mundo sabe que debe haber redistribución. La queja es que nadie parece capaz de decir si tiene que haber un límite a esa redistribución y como no está claro cual es el límite, cualquiera puede venir con una regresión y decir que el grado de redistribución actual es el justo.

 

Read 54123 times
Rate this item
(110 votes)

INTRODUCTORY NOTE

Starting January 30, 2012, I decided to put the random (economic) thoughts that I was posting on Facebook, in a blog. In this site you will be able to read all Facebook notes going back to 2008, (without my Friend’s comments, unfortunately), but we will only maintain the new thoughts. If you want to check out the old comments, they are still posted on Facebook. If you want to comment on them, you have two options (1) Become a Facebook Subscriber. Since all the posts will also appear in Facebook, you will be able to comment there. (2) Comment on Twitter, as each post will also be announced in Twitter.

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Search

Banner

twitter