HOMEBLOGS¡A Wert si dejamos de hacer el primo!
05 December 2012

¡A Wert si dejamos de hacer el primo!

Written by 

“El sistema educativo actual consiste en conseguir que los apuntes que tiene el profesor en su libreta acaben en la libreta del estudiante sin pasar por el cerebro del uno ni del otro”. Mark Twain.

 

 

La competitividad del mundo occidental depende de su sistema educativo. Cada vez está más claro que la única manera que tenemos de responder a la amenaza productiva que nos viene de Asia no es seguir haciendo lo mismo que hemos hecho hasta ahora pero a precios más baratos sino haciendo cosas nuevas, distintas y mejores. Innovar. Para ello será necesario reformar un sistema educativo que, en lo esencial, fue diseñado en el siglo XVIII y que ha cambiado muy poco desde entonces, un sistema educativo que se parece muy mucho a la descripción de Mark Twain que encabeza este post.

De hecho, el sistema educativo no solo ha quedado obsoleto sino que está fundamentado en unos pilars que están siendo cuestionados. Basten dos ejemplos. Un pilar fundamental de la educación actual es: “el profesor sabe más que los estudiantes”. Este pilar se convierte en un chiste el dia que se rompe el ordenador del aula y todos los asistentes ven que la persona menos cualificada para arreglar el problema es el profesor. El tema deja de ser un chiste cuando nos damos cuenta que los ordenadores, los ipads, los ipods i los instrumentos electrónicos de todo tipo son parte fundamental de nuestras vidas: ¿Cómo? ¿Me dice usted que resulta que sobre uno de los aspectos más importantes de nuestras vidas, ese señor que me da clases sabe la mitad que yo? Pués si. Eso es lo que piensan los estudiantes. Y así estamos, preguntándonos entre todos por qué los maestros pierden autoridad.

Otro pilar fundamental del sistema educativo es el de “el profesor sabe la verdad y se la explica a sus estudiantes. Éstos la tienen que copiar en sus apuntes, aprenderla de memoria para el dia del examen y reproducirla lo más fielmente posible en un papel el día de la evaluación”. Este pilar queda cuestionado cuando los estudiantes conectan su ordenador a la red para comprobar si las afirmaciones del maestro son correctas: inmediatamente se dan cuenta de que mundo está lleno de verdades distintas y que el profesor solo les ha dado una versión, su versión, de esa verdad.

Todo esto lo explico para demostrar que el sistema educativo occidental está en crisis. Por eso los mejores expertos del mundo están teniendo un debate fascinante sobre cuales son los problemas y cómo se solucionan. Por ejemplo, muchos instructores se quejan de que los niños de hoy no están motivados. Pero, ¿han observado ustedes la obsesión que tienen esos mismos niños por “superar pantallas” cuando juegan sus videojuegos? No parece que tengan motivación para matar zombies sino para hacer lo que les ofrece la escuela. Parece que lo que no motiva son los libros obsoletos, las pizarras pasadas de moda y los profesores recitadores de lecciones. Visto lo visto, ¿por qué no utilizar el deseo instintivo por “superar pantallas” a la hora de matar zombies para aplicarlo al aprendizaje de matemáticas, historia o física? Eso es exactamente lo que hacen algunos de los pioneros de la nueva educación como Khanacademy, sheppardsoftware o educreations.

¿Se han fijado que los jóvenes, cuando ven un libro de papel, aprietan las palabras esperando que les aparezca una definición, una foto o un vídeo? Parece como si los niños de hoy ya hubieran nacido diseñados para utilizar smartphones o ipads. Mientras el cerebro de los adultos (nosotros) está educado de manera lineal (el capítulo dos va después del uno y antes del tres), la mente de las nuevas generaciones está ya adaptada al pensamiento en forma de nube: lees el capítulo uno y encuentras una palabra cuyo hipervínculo te lleva al capítulo 47 y, de allí pasas al tres para volver de nuevo al uno. Las implicaciones de este cambio de mentalidad está llevando a los educadores a preguntarse si la educación lineal que damos en las escuelas tradicionales es realmente el adecuado para mentes estructuradas en la nube.

¿Se han fijado que nuestros jóvenes tienen una peculiar propensión a escribir y “opinar” en fórums de todo tipo? Escriben en wikipedia, en twitter, en facebook, en foros tecnológicos, polícos y deportivos. Y todo eso lo hacen a cambio de nada. Esta propensión escribir e informar nos es útil a todos cada vez que tenemos algún problema técnico: el día que los altavoces del ordenador dejan de sonar, googleamos “altavoces no funcionan” junto con la marca de nuestro ordenador y nos aparece una constelación de fórums donde alguien tuvo el mismo problema hace unos meses y donde docenas de personas explican como solucionarlo. El manual de instrucciones y el experto en ordenadores ha sido substituido por miles de fórums donde la gente participa sin cobrar nada ¿Por qué no utilizar esta tendencia para crear una red gigantesca de profesores particulares para todo estudiante que se encalle ante un problema de matemáticas?

¿Se han fijado que, al estar todos conectados las 24 horas del día, cada vez que un “experto” hace una afirmación durante una cena, siempre hay algún desconfiado que saca el smartphone para comprobar que lo que se dice es verdad? Esta es una actitud intelectualmente sana y deseable ya que evita que el sabelotodo pueda colar goles a los demás. De paso, esa actitud fomenta la curiosidad intelectual de los aleccionados que pueden preguntarse lo que sea, cuando sea, donde sea. ¿No sería lógico que se fomentara esa curiosidad intelectual en la escuela? La respuesta es que sí. Pero claro, preguntémonos: ¿qué le pasaría a un niño con curiosidad si, cada vez que el profesor hace una afirmación, coge el iPhone o el ordenador, se conecta a internet, comprueba si es verdad y, en caso de no serlo, levanta la mano y lo dice en clase? O peor aún, ¿qué pasaría si explica su pequeño descubrimiento de que el profesor no tiene razón el día del examen? Todos sabemos que criticar al profesor o a sus teorías y lecciones el día del examen es la mejor manera de suspender, pero eso es exactamente lo que deberíamos fomentar en un mundo en el que queremos que nuestros jóvenes no pierdan la curiosidad intelectual. Por cierto, no hace falta crear curiosidad intelectual  sino que simplemente no hay que matarla. Los niños nacen con una curiosidad natural y eso lo podemos comprobar cada vez que, a una muy tierna edad se preguntan constantemente, ¿y por qué? ¿y por qué? ¿y por qué? El desastre del sistema educativo consiste en darse cuenta de que esos mismos niños ya no se hacen esas preguntas cuando salen de la universidad. Y eso es muy importante porque la curiosidad es la base de la creatividad que debemos tener todos para hacer cosas nuevas y distintas. Es decir, para ser capaces de innovar. ¿Algún responsable de nuestro sistema educativo está pensando en cómo evitar que ese bien tan preciado que es la curiosidad intelectual desaparezca de nuestra juventud?

¿Se han fijado en el éxito brutal que están teniendo las mini-conferencias de TED, donde los mejores expertos del mundo hablan sobre su especialidad en menos de 15 minutos? Si gracias a internet, tenemos acceso a los mejores profesores del mundo, ¿por qué no crear academias virtuales donde la persona que mejor explica las ecuaciones de segundo grado en el mundo, enseña a millones de niños de todo el planeta, liberando así a millones de profesores de realizar la misma tarea para que se puedan dedicar a tareas más particularizadas?

La grandeza de todo este debate es que no es solo teórico. Docenas de iniciativas están apareciendo en todo el mundo (algunas de las cuales pueden encontrar en los links que he puesto a lo largo del artículo). Iniciativas cuyos resultados se pueden medir y comparar. Iniciativas que se pueden imitar, adaptar y mejorar. El mundo de la pedagogía, pues, esta viviendo una revolución fascinante, una revolución que, de una manera u otra va a cambiar nuestro futuro y el de nuestros niños.

A la vista de todo esto, uno debería esperar que sus líderes políticos intentaran estar atentos a todo lo que está pasando. Sobre todo si uno vive en un país donde el 56% de los estudiantes que acaban sus estudios acaban en el paro y donde los padres no podemos decirles a nuestros hijos que si estudian y se esfuerzan, su futuro está asegurado. Uno debería pensar que el ministro de educación de un país cuyo sistema educativo es tan claramente desastroso como España tendría una especial sensibilidad por la revolución educativa que se está viviendo en el mundo.

¡Pero no! En medio de todo este fascinante debate mundial sobre el futuro de la pedagogía, va el Señor José Ignacio Wert y produce un borrador de ley que elimina cualquier posibilidad de que nuestros hijos tengan una educación moderna que les permita competir con los mejores en el mundo globalizado del siglo XXI. El borrador presentado por el ministro es un bodrio tercermundista que ni diagnostica los problemas del sistema educativo español ni propone ni una sola solución inteligente. De hecho, después de leer el documento entero uno tiene la impresión de que el anacrónico ministro Wert ni siquiera se ha enterado de que actualmente existe un debate sobre estos temas.

¡Sí! Ya sé que en la introducción del documento el señor ministro explica que la educación debe ser individualizada porque “cada niño crece a una velocidad distinta”. Per a nadie que haya leído el borrador se le escapa que esa es una frase hecha para la galería que el señor ministro ha copiado (¿plagiado?) del vídeo TED de Sir Ken Robinson. A lo mejor Wert piensa que copiando un par de frases ingeniosas de Ken Robinson ya está al día en materia educativa. Pero la realidad es que, a la hora de poner los artículos de la ley en negro sobre blanco, el señor ministro se dedica a micro-gestionar todas las aulas el estado: que si en primero las asignaturas X, Y, Z serán troncales y las otras optativas y que si las troncales cursarán tantas horas y las optativas tantas otras. Es decir, la ley hace exactamente lo contrario de lo que predica. Es como si el documento hubiera sido redactado en el siglo XIX. Como si el objetivo del sistema educativo fuera clonar estudiantes idénticos, hechos todos con el patrón diseñado desde un despacho del ministerio. El ministro no se ha enterado que la fabricación en serie, la educación magdonalizada no sirve para la época de la innovación y la competitividad global. La rigidez uniformadora de la revolución industrial tienen que dejar paso a la flexibilidad individualizada de la economía de las ideas. Y para ello no basta con hablar de individualizar la educación en la introducción de la ley. ¡’Hay que implementarlo en el texto legal!

Y si el gobierno de España y su ministro de educación son incapaces de aportar nada al debate educativo, ¿por qué hacen una nueva ley? Aquí es donde las peleas traperas con el PSOE por la asignatura de la “educación para ciudadanía” y la religión y las peleas con las comunidades autónomas intentando reducir el número de horas de instrucción de las lenguas co-oficiales o sobre si esas lenguas tienen que ser obligatorias u optativas demuestran que el ministro Wert no ha diseñado la nueva ley para mejorar el sistema educativo. Lo ha hecho para recibir los halagos y las medallas de la secta más radical de la derecha ultranacionalista española que aplaude a cualquier bobo que ataque a la izquierda o se enfrente a los “nacionalismos periféricos”. El problema es que el coste de esos halagos y esa medalla será que millones de chavales españoles quedarán prisioneros de un sistema educativo que no les va a garantizar un futuro de prosperidad. Por más aplicados que sean. Bravo, señor Wert, ¡es usted un machote!

El proyecto de nueva ley educativa es preocupante porque demuestra que los líderes políticos españoles no tienen escrúpulos a la hora de apuntarse unos puntos políticos... aunque sea a costa de condenar a toda una generación de estudiantes a la miseria. La pregunta realmente importante que nos debemos hacer todos y cada uno de nosotros es: ¿de verdad queremos permitir que el futuro de nuestros hijos esté en manos de ministros como Wert?

 

 

 

LINKS Referenciados en este artículo:

https://www.coursera.org

http://www.educreations.com

http://www.khanacademy.org

http://www.sheppardsoftware.com

http://www.ted.com/talks/ken_robinson_says_schools_kill_creativity.html

http://www.ted.com/talks/sir_ken_robinson_bring_on_the_revolution.html

http://www.ted.com/talks/daphne_koller_what_we_re_learning_from_online_education.html

http://www.udacity.com

 

 

 

Read 69697 times
Rate this item
(233 votes)

INTRODUCTORY NOTE

Starting January 30, 2012, I decided to put the random (economic) thoughts that I was posting on Facebook, in a blog. In this site you will be able to read all Facebook notes going back to 2008, (without my Friend’s comments, unfortunately), but we will only maintain the new thoughts. If you want to check out the old comments, they are still posted on Facebook. If you want to comment on them, you have two options (1) Become a Facebook Subscriber. Since all the posts will also appear in Facebook, you will be able to comment there. (2) Comment on Twitter, as each post will also be announced in Twitter.

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Search

Banner

twitter