HOMEBLOGS¿Por qué subirá la luz en España?
19 December 2013

¿Por qué subirá la luz en España?

Written by 

La noticia del día es que la tarifa eléctrica que pagaremos a partir de Enero va a subir un 11,5%. Esta nota explica cómo funciona el mercado eléctrico español y por qué subirá la tarifa.

Vamos, el recibo de la luz tiene tres partes:

(1) Los impuestos

(2) El peaje o coste de “transportar” la electricidad desde el centro productor –la central eléctrica- hasta los hogares.

(3) El coste de producción de la energía.

La suma de los impuestos y el peaje son el llamado “tramo regulado” y está controlado por el gobierno. El tramo regulado representa el 60% del precio de la tarifa que acabamos pagando. La semana pasada el ministro Soria ya dijo que subiría el peaje en un 2%.

El “coste de la energía” es el “tramo liberalizado” que, desde 2007 se determina mediante una subasta trimestral llamada CESUR (Contratos de Energía para el Suministro de Último Recurso). El tramo liberalizado, pues, está determinado por las fuerzas del mercado y representa el 40% del precio.

El objetivo de determinar el “coste” de la energía a través de una subasta trimestral es doble: por un lado se intenta la estabilidad del precio durante un trimestre. Si el precio de la luz dependiera de la oferta de electricidad que hacen los productores cada día y la demanda que hacemos los consumidores cada hora, los precios cambiarían muchísimo cada día (o cada hora!). Nos podríamos encontrar que un día de mucho frío, la gente pusiera los calefactores eléctricos, cosa que dispararía la demanda y haría subir el precio de aquel día a niveles estratosféricos sin que uno se enterara. Para evitar esa incertidumbre, se acuerda un precio que se mantiene constante durante tres meses. El segundo objetivo es que el precio de coste sea determinado haciendo que las empresas productoras compitan para ofrecer la energía al precio más bajo posible.

Para entender este punto, veamos cómo funciona (de manera muy simplificada) la subasta(*). El gobierno determina la cantidad de energía que se va a necesitar. Para la subasta de hoy (19 diciembre de 2013) se estableció la cantidad 2.500 megawatios hora (Mwh). Entonces el subastador empieza lanzando un precio al aire. Por ejemplo, 100 euros por mwh. Las empresas productoras de energía, calculando sus estructuras de costes, dicen la cantidad de Mwh que quieren ofrecer a ese precio. Al ser un precio muy alto, lógicamente querrán ofrecer una gran cantidad de megawatios. Si la oferta total es superior a los 2.500 Mwh, el subastador dicta un precio inferior: 90 euros. Si la oferta sigue siendo superior a la demanda, vuelve a bajar el precio. Y así, hasta que la oferta sea igual a la demanda. El precio que iguala oferta y demanda es el precio final. La competencia entre las empresas hace que el precio baje hasta el mínimo posible. Una vez finalizada la subasta, la Comisión Nacional de la Energía (entidad reguladora), dispone de un periodo de un plazo de tiempo para verificar la validez del proceso de formación de precios. En particular, verifica que las empresas productoras no se han puesto de acuerdo violando de esta manera el principio de competencia. Una vez verificado, se procede a la publicación de los resultados.

En la subasta de hoy, el precio final ha sido de 61,83 euros por Mwh, un 26% superior al de la última subasta de setiembre de 2013. Dado que el precio de la subasta representa el 40% del total, ese aumento tendrá una repercusión del 10,5% en la tarifa final. Si a eso le sumamos el aumento del 2% en el peaje anunciado por el ministro Soria y el hecho de que el peaje represente cerca del 50% de la tarifa total, tenemos que la tarifa eléctrica subirá en Enero un 11,5%: 10,5% por culpa de la subasta de hoy y el 1% adicional por el peaje del ministro Soria.

¿Por qué el resultado de la subasta ha sido que el precio de equilibrio subiera un 26% desde Setiembre? No parece que los coste de producción hayan subido un 26% desde setiembre: en los últimos tres meses no ha subido el coste del petróleo, del gas natural o de las materias primas que se necesitan para producir electricidad. Tampoco han subido los salarios de las plantas eléctricas. Por lo tanto, no se aprecia ninguna razón que haga pensar que los costes variables de producción hayan subido esa barbariad. ¿Qué ha pasado, pues? Pues lo que ha pasado es que el gobierno de don Mariano Rajoy ha engañado a las empresas eléctricas con el tema del déficit tarifario. Después de prometerles que el déficit tarifario se reduciría en parte con las aportaciones del estado, el pasado 30 de Noviembre el ministro Montoro (preocupado por reducir su propio déficit y enfrentándose al ministro Soria) acabó retirando los 3.600 millones que el gobierno ya se había comprometido a pagar a las eléctricas para reducir las deudas que el estado tiene con las empresas por la acumulación de déficits tarifarios. Al anunciar esa medida, Montoro explicó con su habitual tono arrogante que lo más importante para España era cumplir con el objetivo del déficit, aunque eso comportara pelearse con las eléctricas e incumplir una vez más sus promesas.

NO hace falta decir que las empresas eléctricas se sienten engañadas, estafadas por un gobierno de España que no cumple su palabra y desprotegidos ante un partido que, con mayoría absoluta, puede cambiar normas, presupuestos y leyes a su antojo. Es decir, el comportamiento errático del gobierno ha introducido una gran incertidumbre regulatoria y jurídica que ha comportado que la oferta de la subasta de hoy haya sido mucho menor de lo esperado (si las empresas tienen miedo de que Montoro les vuelva a cambiar las normas a mitad de partida, lógicamente no se arriesgan a producir). Y ya se sabe que cuanto menor es la oferta, mayor es el precio.

Una vez más, el ministro Montoro cuadra los números del sector público cargando todo el peso en las espaldas de los ciudadanos. El ministro va por el mundo comportándose como un pequeño y arrogante dictador pensando que sus decisiones arbitrarias no tienen consecuencias. Hoy todos hemos visto que sí que las tienen: provocan una inseguridad jurídica que tienen consecuencias muy negativas. Y hemos vuelto a comprobar, una vez más, que cuando Montoro habla de recortes, quienes recortan no son ni los ministros ni los partidos. Somos los ciudadanos.

 

 

 

(*) Podeis encontrar una explicación un poco más completa en http://www.energiaysociedad.es/documentos/T5_Las_subastas_para_el_suministro_a_tarifa.pdf

Read 41363 times
Rate this item
(113 votes)

INTRODUCTORY NOTE

Starting January 30, 2012, I decided to put the random (economic) thoughts that I was posting on Facebook, in a blog. In this site you will be able to read all Facebook notes going back to 2008, (without my Friend’s comments, unfortunately), but we will only maintain the new thoughts. If you want to check out the old comments, they are still posted on Facebook. If you want to comment on them, you have two options (1) Become a Facebook Subscriber. Since all the posts will also appear in Facebook, you will be able to comment there. (2) Comment on Twitter, as each post will also be announced in Twitter.

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Search

Banner

twitter