HOMEBLOGSBalance económico del año que acaba (1): Europa
17 December 2012

Balance económico del año que acaba (1): Europa

Written by 

El año 2012 llega a su fin. Un buen momento para hacer un balance de situación de la economía mundial. Empezaremos con Europa.

A pesar de esa situación sigue siendo grave, es evidente que las cosas han mejorado en Europa en los seis últimos meses. Baste recordar que en los meses de Mayo y Junio, cuando todas las miradas se centraban en las elecciones griegas, se daba por sentado que Grecia saldría del euro y que eso contagiaría a Italia y España con ataques especulativos que llevarían a huidas masivas de capitales, corralitos y salidas forzadas de la moneda única. Nada de eso ha sucedido. Y la probabilidad de que eso pase a corto y medio plazo se ha reducido notablemente porqué han pasado tres cosas muy importantes.

Primera, Alemania ha dejado claro que no quiere dejar romper el Euro. Todos, incluso Grecia, deben sobrevivir dentro de la eurozona aunque eso implique que los contribuyentes alemanes van a tener que pagar cantidades ingentes de dinero. No sé si Alemania se ha dado cuenta de que quien más perdería con una ruptura o una salida desordenada de Grecia (y posiblemente España e Italia) del euro serían los exportadores alemanes o si el europeísmo altruista ha renacido en ese país. Lo importante, sin embargo, es que los alemanes han dejado claro que el euro está aquí para estar y que van a hacer lo que haga falta para mantenerlo. El tribunal constitucional alemán a aprobado la creación del fondo de rescate permanente (el ESM) y ese fondo ha sido dotado con unos 500.000 millones de euros de dinero fresco. Las ayudas a Grecia han seguido a pesar de que no ha cumplido ninguno de los objetivos del plan de rescate marcado por la troica. Todo eso indica que Alemania apuesta fuerte por y no por la ruptura y eso ha calmado a los mercados y desincentivado a los especuladores.

Segunda, el gobernador del Banco Central Europeo (Mario Draghi) anunció el 23 de Julio que el BCE haría lo haga falta para evitar la ruptura del Euro. Eso incluía la compra de deuda de países como España a Italia con el objetivo de reducir la prima de riesgo. A pesar de que unas semanas más tarde el propio Draghi explicó que esa compra solo se haría después de que esos países pidieran un rescate formal y de que ese rescate todavía no ha sido pedido, los mercados fueron convencidos de que el BCE estaba dispuesto a imprimir dinero si se especulaba contra España e Italia... y eso redujo la prima de riesgo y las tensiones especulativas contra los países periféricos.

Tercero, ya se están estudiando seriamente los pasos que se deben tomar hacia la unión financiera y fiscal. De momento solo hay palabras, proyectos y propuestas: sobre la mesa ya están las propuestas de la Comisión Europea, del European Council, del Eurogrupo y del BCE, que incluyen (a) elementos como procesos de recapitalización bancaria a nivel de Europa, (b) mecanismos de resolución y liquidación de bancos insolventes, (c) mecanismos de rescate comunitarios y (d) instituciones reguladoras y supervisoras comunes. La Navidad nos ha traido una sorpresa y ya se ha creado un ente supervisor para el sistema bancario un supervisor destinado a substituir a los bancos centrales de cada país (como el Banco de España) en materia de regulación y supervisión bancaria. ¡Sí! Ya sé que el acuerdo es para el año 2014 y que de momento solo será los bancos grandes (cosa que va a excluir a las politizadas bancas alemanas). Pero a la vista del ritmo que llevan las autoridades europeas hasta el momento, ¡eso ya es bastante!: los alemanes están cediendo terreno y eso es bueno... aunque el proceso es lentos porque ellos quieren que Europa se convierta en un sistema financiero en el que los miembros “compartan riesgos” (“risk sharing”), es decir, un sistema en que pagas cuando las cosas te van bien y recibes cuando te van mal. Lo que no quieren es que Europa se convierta en un "sistema de transferencias" sistemáticas en la que ellos pagan constantemente y los países de la periferia cobran siempre. Curiosamente, un aspecto que ralentiza el movimiento de Europa hacia adelante es la propia calma: parece que los reformistas europeos solo se mueven a golpe de pánico y como el pánico ha desaparecido desde hace unos meses, los eurócratas han dejado de tener prisa.

Y hasta aquí las buenas noticias. En el lado negativo de la balanza europea sigue la profunda recesión de la periferia (Grecia, Italia, España, Portugal), una recesión que se está extendiendo poco a poco al resto de la eurozona (Francia ya está con crecimiento negativo -Francia es la bomba de relojería de Europa y los temores que teníamos antes de las elecciones se están haciendo realidad con empresas y contribuyentes ricos escapándose del país- y Alemania se está desacelerando rápidamente). Hay varias razones que nos deben hacer pensar que la crisis va a continuar en Europa. Primera, las políticas de austeridad, por más necesarias que sean a medio y largo plazo, tienen efectos contractivos a corto plazo: tanto las subidas de impuestos como las reducciones del gasto implican una reducción de la demanda interna que contribuye a agravar las caídas del PIB. Segundo, por más que el BCE y el ESM hayan calmado la situación, los problemas de deuda siguen ahí y se siguen agravando porque los enormes déficits contribuyen a aumentar el stock de deuda y porque las caídas del PIB hacen que la relación deuda/PIB (que es la que todo el mundo mira -equivocadamente, pero es la que mira) explote.

Tercera, las reformas que deben permitir aumentar la competitividad, la productividad y el crecimiento siguen sin existir. Las reformas estructurales siguen sin llevarse a cabo bajo el pretexto de que “tardan tiempo en surgir efecto” y los líderes políticos no se dan cuenta de que si las hubieran adoptado hace 5 años ya estarían funcionando! Europa sigue estando dividida en materia de servicios (un inversor oriental que vaya a EEUU, por ejemplo, solo tiene que contratar un solo servicio de telefonía móvil mientras que si viene a la UE, tiene que contratar 27 servicios distintos si no quiere pagar unas tasas de roaming desorbitantes. También tiene que contratar 27 abogados, 27 contables, expertos en regulación, etc)

 

Y cuarta, el euro está muy caro y todo indica que lo seguirá siendo. Una de los cosas que hemos visto en los últimos meses es que todos los grandes bancos centrales el mundo (desde la FED de los EEUU hasta el Banco Central de Japón, pasando por los bancos centrales de China, Suiza y el Reino Unido) han decidido apostar fuerte por la política monetaria expansiva en un momento en que la austeridad fiscal es casi una obligación. Esto está conllevando una mena de “guerra de dividas encubierta” de la que el más perjudicado puede ser el euro. La razón es que el menos expansivo de todos los bancos centrales es el BCE. Si eso sigue así (y lo más probable es que siga porque los alemanes que dominan el BCE tienen aversión a imprimir dinero masivamente), la oferta de dólares, yenes, yuanes, libras esterlinas y francos suizos va a crecer más que la oferta de euros. Eso va a encarecer todavía más la moneda europea y, con ello, los productos que se venden en euros. Es decir, las exportaciones europeas a fuera de la eurozona van a seguir siendo complicadas sobre todo para países poco competitivos como España.

 

En cuanto a la economía española, la cosa sigue siendo bastante complicada. La cumbre europea de Junio acordó que Europa acabaría pagando la factura de los rescates bancarios españoles. Todo el mundo aplaudió y respiró tranquilo. Al cabo de unos días, Alemania ponía condiciones. Y pasadas unas semanas, se clarificó que el dinero europeo sería para rescatar bancos "de ahora en adelante" y no para rescatar los bancos que ya tenían problemas. La promesa de dinero fresco europeo para España ha desaparecido y ahora está claro que será el contribuyente español quien pague la factura de la locura bancaria. No hace falta decir que eso hace que la deuda del gobierno de España sea mucho más alta de lo que se creía.

 

Por su parte, la tasa de paro ha seguido creciendo sin parar y la demanda interna ha estado cayendo vertiginosamente (por la austeridad fiscal y por la desaparición del crédito a las empresas). Dado que la demanda externa no va a coger el testigo porque el euro es demasiado caro y porque los países potencialmente compradores (Europa, Estados Unidos, partes de Sudamérica) están entrando en crisis o están desacelerando (China e India). Las reformas estructurales que tienen que contribuir a aumentar la productividad y la competitividad (entre las que resalta la reforma educativa) ni siquiera han empezado.

 

He explicado muchas veces que el país que más se parece a España, con la implosión de su burbuja inmobiliaria y su incapacidad de hacer reformas financieras y estructurales es Japón 1990. Eso sigue siendo verdad. Han pasado 22 años y los nipones todavía no han salido de la recesión. España entra en su sexto año de crisis. Quedan...

 

 

Read 43325 times
Rate this item
(54 votes)

INTRODUCTORY NOTE

Starting January 30, 2012, I decided to put the random (economic) thoughts that I was posting on Facebook, in a blog. In this site you will be able to read all Facebook notes going back to 2008, (without my Friend’s comments, unfortunately), but we will only maintain the new thoughts. If you want to check out the old comments, they are still posted on Facebook. If you want to comment on them, you have two options (1) Become a Facebook Subscriber. Since all the posts will also appear in Facebook, you will be able to comment there. (2) Comment on Twitter, as each post will also be announced in Twitter.

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Search

Banner