HOMEBLOGS¿Fin de fiesta en el mundo emergente?
02 September 2013

¿Fin de fiesta en el mundo emergente?

Written by 

El principal problema al que se enfrenta la economía mundial a principios de setiembre de 2013 es la rápida desaceleración sufrida por los grandes países emergentes durante las últimas semanas. En mayo de este año, el presidente de la Reserva Federal estadounidense, Ben Bernanke, anunció el fin de la política monetaria expansiva a partir de setiembre de 2013. Eso fue interpretado por los inversores de todo el mundo como el fin de la crisis estadounidense y muchos de ellos empezaron a repatriar el dinero que tenían en países emergentes como India, Brasil, Indonesia, Colombia o China. Esa salida masiva de capitales ha hundido las bolsas de los principales países emergentes y ha depreciado sus monedas de una manera significativa (al salir de India, los inversores deben vender rupias y comprar dólares cosa que aumenta la oferta de rupias y, por lo tanto, hace caer su precio).

Las depreciaciones masivas han devuelto a la memoria la crisis financiera de los países emergentes de 1997, cuando una salida masiva de capitales produjo las grandes devaluaciones que ocasionaron la profunda crisis asiática. Una crisis que acabó siendo el preludio de la gran recesión de 2007. Los analistas temen que ese mismo fenómeno se esté reproduciendo en 2013 y que, por lo tanto, estamos asistiendo al fin del gran “superciclo económico” que ha traído tanto crecimiento, prosperidad y reducciones de pobreza en lo que hace un par de décadas eran los países más pobres del mundo.

Pero hay razones para no ser pesimista. La razón principal que hizo que la salida masiva de capitales y la consiguiente depreciación de las monedas llevó a la crisis de 1997 fue que los países emergentes estaban muy endeudados y que sus deudas estaban denominadas en dólares: si tu eres un empresario indio con una deuda de 1000 dólares y el tipo de cambio es de 1 dólar por rupia, tu tienes que vender tus productos para ingresar 1000 rupias para pagar tu deuda. Si, de repente, el dólar no vale una rupia sino dos rupias, tu deuda de 1000 dólares se convierte en una deuda de 2000 rupias. Es decir, tu tienes que vender el doble de productos para ingresar 2000 rupias. La depreciación en este caso arruina a las empresas endeudadas, cosa que provoca quiebras, paro y recesión económica. Pues bien, todos esos problemas no se van a dar ahora porque la mayoría de países emergentes no están tan endeudados como en 1997 y, además, esas deudas no son en dólares sino en moneda local. Eso quiere decir que una depreciación de la moneda no va a tener las consecuencias nefastas que tuvo en 1997. Al contrario, al abaratarse la moneda, se van a abaratar los productos de esos países y eso va a incentivar las exportaciones y a facilitar la recuperación a medio plazo.

Dicho esto, el hecho de que las palabras de Ben Bernanke hayan causado estragos en las economías emergentes demuestra que esas economías no tenían un crecimiento tan robusto como parecía. De hecho, la reacción que deberíamos tener ante el impacto que han tenido unas simples palabras es la de miedo: ¿qué pasará cuando, en lugar de unas declaraciones, esos países sufran un shock económico de verdad? Y es que, una parte del crecimiento de algunos países emergentes ha sido poco sostenible y se ha basado en el elevado precio de algunas materias primas: Argentina ha sobrevivido la desastrosa gestión de la señora Kirschner y sus radicales ministros excomunistas gracias al elevado precio de la soja. Venezuela ha ido tirando de la venta de petróleo a precios extravagantes mientras las políticas chavistas hundían al resto de sectores de la economía. Incluso Brasil ha visto como el estado (un estado corrupto e ineficiente) intervenía cada vez más en la economía mientras se miraba en el espejo chino. Es decir, el crecimiento económico de algunos de los países emergentes se basaba más en “commodity super-cycle” (el ciclo de precios de materias primas elevados) que en el crecimiento robusto basado en una economía eficientes qu prima la inversión productiva, la educación y la innovación.

 

El anuncio de Ben Bernanke no ha hecho más que recordar a los países emergentes que sin un sistema económico eficiente y competitivo no hay crecimiento a largo plazo.

 

 

Read 26598 times
Rate this item
(54 votes)

INTRODUCTORY NOTE

Starting January 30, 2012, I decided to put the random (economic) thoughts that I was posting on Facebook, in a blog. In this site you will be able to read all Facebook notes going back to 2008, (without my Friend’s comments, unfortunately), but we will only maintain the new thoughts. If you want to check out the old comments, they are still posted on Facebook. If you want to comment on them, you have two options (1) Become a Facebook Subscriber. Since all the posts will also appear in Facebook, you will be able to comment there. (2) Comment on Twitter, as each post will also be announced in Twitter.

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Search

Banner